lunes, 26 de octubre de 2009

Mi Corazón

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando.

Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala.

Un hombre de noble corazón irá muy lejos, guiado por la palabra gentil de una mujer.

Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón.

La peor prisión es un corazón cerrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario