viernes, 31 de mayo de 2013

Vivo por ti

No puedo mirar tus ojos sin sentirte, sin llorar de emoción por tenerte, sin regalarte mis lágrimas por existir. No puedo dejar de mirarte, porque mirarte es pertenecerte y amarte.